lunes, 25 de julio de 2011

Grandes enigmas (III): El origen de tipos de saludos


Ya es de uso y costumbre el hecho de cuando dos personas se den la mano ante un encuentro para saludarse o incluso se intercambien dos besos, dependiendo del país donde nos encontremos. De esta forma los europeos -generalmente con dos besos- son las personas que más besan en las presentaciones, seguidos de los norte y sur americanos -con un único beso de forma discreta- y finalmente los orientales que apenas lo usan como forma de saludo prefiriendo el saludo inclinándose.


La costumbre de darse la mano viene de bastante atrás en el tiempo, concretamente de la Edad Media. De aquella este acto protocolario estaba cargado de mucho más significado de lo que puede tener hoy en día. En una época donde los ataques y violencia estaba a la orden del día, estrecharse la mano desarmada era un requisito imprescindible para poder entablar una primera relación expresando así propósitos de paz y buena voluntad -a lo menos mientras durase ese saludo inicial-; considerado de muy mala educación estrecharse la mano enguantada. De hecho, algo de este uso y costumbre aun llega hasta nuestros días pues aun hoy en día está mal visto el hecho de estrecharse la mano con algún tipo de guante. ¿Y porque se utiliza para ello la mano derecha? ¿Tal vez por una conspiración masón judaica? La respuesta es sencilla: en muchas culturas, como la asiática y la árabe, lo izquierdo se relaciona con lo malo e impuro, mientras que lo derecho con lo bueno y puro. 

El beso como saludo empezó a ser habitual como expresión de afecto y cariño, entre personas adultas y no sólo en niños, tras el siglo VI. Antes de estas fechas el beso entre personas era tabú. Traspasar ese espacio personal era considerado un acto social no muy bien aceptado. De hecho, aun hoy en día, hay culturas actuales en las que el beso no es considerado como una forma correcta de saludar. Desde el origen de las tradiciones el saludo ha estado relacionado con el beso en muchas partes del mundo, pero no en todos los países se realizad de la misma forma. Por ejemplo, en Europa lo más normal son dos besos en la mejilla cuando son personas conocidas, o un apretón de manos cuando no lo son -eso sí- dependiendo del país la cuantía de los besos varía. Aunque, realmente, no hay una razón clara sobre porque en unos países se dan dos besos, en otros tres o en otros uno y es considerado es un rasgo característico de la cultura de cada población.

En cuanto a un último tipo de saludos bastante extendido en el mundo oriental -ligera inclinación de cabeza o leve reverencia para saludar- es el llamado "ojigi". Es utilizado como expresión de cortesía o amistad, aunque con el paso de los años se ha extendido a recurrirse el mismo método para incluso dar las gracias o una disculpa. No hay contacto físico pues lo consideran descortés a la vez que anti higiénico. De esta forma no suelen estrechar manos a no ser con occidentales por respeto a nuestras costumbres. Esta reverencia es un gesto de humildad, respeto ante la otra persona y regla de cortesía que proviene de la forma que se saludaba ante los Shogun y otros nobles que tenían rango superior.

Si deseas más información sobre la historia de los saludos, puedes encontrar algo mas el la Wikipedia Española, pero te recomendaría la versión Inglesa que, en este caso, está mucho más completa.




0 comentarios:

Registros antiguos

 

 . Carrodeguas.COM Copyright 2006 - 2013 All Rights Reserved CC BY-SA 3.0 ES