miércoles, 5 de mayo de 2021

Así funciona el papel térmico

Aunque pueda parecer que lleve ahí desde siempre, el papel térmico apareció por primera vez hace poco más de 50 años. La historia se remonta a la década de 1960 cuando la empresa Appleton Papers, actualmente afincada en Wisconsin bajo el nombre de Appvion, Inc, fabricó por primera vez este tipo de papel; aunque no fue hasta 1969 cuando se popularizó gracias a su uso en un terminal de datos de Texas Instruments, la Silent 700. ¿Y cómo funciona? Es un papel especial doble con un lado mate que funciona como soporte a una capa fina de papel brillante con diversas sustancias químicas que reaccionan al calor. Este calor se proporciona mediante una cabeza de impresión que va dejando marcas en el colorante artificial que reacciona con los alcoholes presentes, uno de ellos el bisfenol A -usualmente abreviado como BPA- quien es el principal causante de este efecto de impresión. Eso si, todo no iba a ser bonito, este componente es nocivo para la salud (principalmente sobre la producción de estrógenos) aunque no hay que preocuparse pues la pequeña cantidad que tocamos a diario no nos hará nada.

Como curoisidad, y para terminar la entrada, comentar que el papel térmico no es reciclable ni se puede convertir en compost por lo que es necesario depositarlo en el contenedor para restos.

lunes, 3 de mayo de 2021

Pocong contra los rebeldes indonesios

Cuando ya llevamos más de un año relativamente encerrados a causa de la pandemia, las autoridades de los diferentes lugares del mundo buscan nuevas formas de mantener a sus habitantes en casa. En Kepuh, Java occidental de Indonesia, dedicieron aprovechar una antigua superstición para así disuadir a sus habitantes de salir a la calle durante las noches. Recurrieron a la leyenda del Pocong -también conocido como fantasma envuelto- del folclore indonesio. Según esta creencia popular el alma de una persona muerta permanece en la Tierra unos 46 días después de la muerte y, durante este tiempo, el alma está atrapada en su mortaja (tela blanca que cubre todo el cuerpo; atada sobre la cabeza, debajo de los pies y en el cuello). Si los lazos sobre la cubierta no se liberan en este tiempo el cuerpo salta de la tumba para advertir a las personas que el alma necesita ser liberada.

Son estas apariciones las que vagan los caminos de Kepuh gracias a voluntarios atraviados con disfraces de fantasmas amortajados quienes salen por las noches, a modo de efecto disuasorio, para que los vecinos más rebeldes no rompiesen la cuarentena. La táctica de los fantasmas de Kepuh parece que daba sus fruto al principio de la iniciativa pues los habitantes huían despavoridos cuando se cruzan con los falsos espectros. Debajo dejo un vídeo del periódico 'El País' publicado en Youtube que publicaba la noticia en su momento y recogía 'verídicos' encuentros con los vecinos. Las reacciones no tienen desperdicio...

Con el tiempo este método dejó de ser efectivo pues con el paso de las semanas terminaron organizándose patrullas nocturnas en busca de estos falsos espectros conviertiéndolo, sin querer, en una especie de atracción turístico improvisado y, como es lógico, perdiendo su efectividad inicial. Si aquí hiciesen lo mismo con la Santa Compaña (leyenda popular de Galicia​ y el noroeste de la península ibérica, sobre una procesión de almas errantes) seguramente que más de uno se pensaba si salir de casa o quedarse en ella.

miércoles, 28 de abril de 2021

Armada, de Ernest Cline

Ernest Cline intentaba repetir allá por mediados de 2015 la fórmula que le trajo el éxito con su anterior libro, Ready Player One. Para ello decidió inundar nuevamente al lector con un estilo similar a su primera obra -con infinidad de reseñas a los 80- en un homenaje al cine de ciencia ficción de esta época con una novela de ciencia-ficción juvenil. Y, comercialmente, lo consiguió: Armada fue un best seller según el New York Times, debutando en como el cuarto libro más vendido del momento y quedando en la lista por cinco semanas.

Armada relata la historia de Zack Lightman, un estudiante de último año de instituto, prodigio en los MMO de simulación bélica de moda y héroe cliché: se ha criado sin padre, vive con su madre buenorra, tiene un sentido hiperdesarollado del bien y del mal, un horrible temperamento y un gran desprecio por la autoridad. Nuestro protagonista se ha pasado la vida soñando con que el mundo real se pareciera un poco más al sinfín de libros, películas y videojuegos de ciencia ficción que lo han acompañado desde siempre; esperando con el día en que un acontecimiento increíble hiciera añicos la monotonía de su aburrida existencia... Y entonces Zack ve un platillo volante... Para colmo la nave alienígena es igual a las del videojuego al que se pasa enganchado todas las noches, un juego MMO muy popular llamado 'Armada' en el que los jugadores tienen que proteger la Tierra de unos invasores extraterrestres. En definitiva, la historia sigue a un adolescente-héroe-cliché que juega un juego en línea sobre la defensa contra una invasión alienígena sólo para descubrir que el juego es un simulador para prepararlo a él y a la gente de todo el mundo para la defensa en contra de una verdadera invasión alienígena. No es un libro largo (la edición de tapa blanda son unas 430 páginas) y se divide en tres partes. La primera, la más lenta, describe el reclutamiento del protagonista en la Alianza de Defensa de la Tierra, la segunda explica lo que está sucediendo y los primeros combates importantes entre la Tierra y nuestros invasores. La tercera, que dura un suspiro y más decepcionante para mi, es esencialmente la batalla final.

Armada es un libro fácil de leer -se puede leer del tirón- y entretendrá sobre todo a aquellas personas nacidas en los 80, asi que para los nostálgicos esta lectura puede tener un atractivo adicional. ¿Lo recomendaría? Es una difícil respuesta pues no es un buen libro, pero tampoco es un mal libro. Hace su función que es la de entretener. Si no tienes otra cosa que leer, puede estar bien, sino mejor buscar otras alternativas. Y, a pesar de como está publicitado el libro, no te esperes para nada otro "Ready Player One". Otra opción es esperar a una posible adaptación cinematográfica. Universal Studios compró los derechos hace 9 años (sí, antes de que la obra llegase a publicarse). Eso si, aun va para largo, pues no fue hasta 2019 cuando decidieron dar un paso adelante y convertir el proyecto en realidad tras el éxito que supuso Ready Player One.

Actualmente, en el momento de publicar esta entrada, la edición digital cuesta unos 8€ y la edición en tapa blanda 'B de bolsillo' cuesta 12,95€. 

¿Y ahora? Mi intención es leer 'Play Historia: Los 50 videojuegos que cambiaron el mundo'; un libro con una exhaustiva recopilación de los títulos que más han marcado el desarrollo de la historia del videojuego, aquellos que por su trascendencia han moldeado la industria y el mercado tal y como lo conocemos actualmente. Lo encontré en Librería Arenas (Coruña) que parece ser uno de los pocos sitios cercanos donde se distribuyen los libros editados por la editorial Star-T.

lunes, 26 de abril de 2021

El paseo marítimo de San Valentín (Fene) en 360º

Como comentaba en una entrada anterior a principios de este mes, he decido probar las bondades de las fotos en 360º. La pasada semana subía la que considero que será la última foto que suba al perfil de 'Fotos Ferrol' luego de contar aquí el porqué de mi decisión de abandonar ese proyecto. En esta ocasión no me he ido tan lejos, sino que decidí probar en uno de los paseos marítimos que se encuentran más cerca. El paseo marítimo de San Valentín se encuentra en las orillas de la ría de Ferrol -junto al puente de As Pías- y es un agradable paseo con vistas al mar. Se inauguró a principios del año 1996 con una longitud de unos 650 metros con la zona más urbana del paseo compuesto de playa, zonas ajardinadas y de ocio. Años más tarde se añadiría un segundo tramo, llegando así a los 900 metros, gracias a un pasarela de madera que continua por el borde de la ría la cual no es recomendable pisar en tiempos de lluvia.

viernes, 23 de abril de 2021

Feedburner, una muerte anunciada

Desde 2011 he ofrecido la posibilidad, a aquellas personas que lo deseasen, de recibir un correo electrónico con todas las actualizaciones que se iban produciendo en el blog. Este servicio lo prestaba Feedburner mediante su servicio, ingeniosamente llamado, 'FollowByEmail'. Por desgracia la empresa ha anunciado la finalización de este servicio de suscripción (pues modificará su infraestructura) y no buscaré reemplazo pues el acceso a Internet se ha simplifcado enormemente en estos últimos 10 años y lo mantenía por respeto a los suscriptores actuales que aún hacían uso de el. Hasta final de junio de este año lo mantendre el acceso y, a partir de julio, aunque el feed continuará funcionando no lo hará el servicio de envío de correos electrónicos automatizados a los suscriptores. De todas formas, para la gente rezagada, avisaré también el día antes de dar por finalizado el servicio.

Curiosamente, una vez ya había terminado esta entrada, la empresa mediante Google enviaba un comunicado público que comparto a continuación:

FeedBurner es parte de Google desde hace casi 14 años, y vamos a hacer varios cambios para pasar al siguiente capítulo de este producto. Te contamos lo que va a cambiar y lo que puedes hacer ahora para prepararte. 
A partir de julio, FeedBurner empezará a utilizar una infraestructura más estable y moderna. El producto seguirá funcionando para todos los usuarios, pero en ese momento desaparecerán la mayoría de las funciones no esenciales de gestión de feeds, como las suscripciones de correo. 
Si usas las suscripciones de correo de FeedBurner, te recomendamos que descargues la información de tus suscriptores para migrarla a otro servicio de suscripciones de correo. 
Muchos usuarios no tendrán que hacer nada. Todos los feeds seguirán funcionando ininterrumpidamente, y podrás seguir creando nuevas cuentas y feeds. Las funciones esenciales de gestión de feeds seguirán activas; por ejemplo, podrás cambiar los metadatos de URL, feed fuente, título y podcast de tu feed, así como consultar analíticas básicas.

Si deseas más información podrás encontrarla en este enlace, aunque por desgracia en el momento de escribir esta entrada no se encuentra en español.

miércoles, 21 de abril de 2021

Solucionar error donde HP OfficeJet 3830 no imprime en color

Hace más de 10 años compartía la solución a la que, de aquella, era un quebradero de cabeza para los poseedores de una impresora MP140 de Canon. Y de hecho, incluso pasado tanto tiempo, sigue siendo una de las entradas más consultadas mensualmente (en el momento de escribir esta entrada se encuentra en el top 3 de abril 2021). Ya sea por un motivo u otro siempre es molesto cuando, sin venir a cuento, una impresora, multifunción o similar se pone tontorrona. En las últimas semanas me vengo encontrando un problema común en cuanto a la gama HP OfficeJet 3830. Sin venir a cuento, incluso a pesar de tener ambas tintas completas, la impresora no imprime a color en Windows 10 y tan sólo saca todo blanco y negro. Al momento de escribir esto no hay solución oficial por parte de HP y sabiendo que esta serie de OfficeJet tiene su tiempo, dudo que se solucione por parte de la empresa. 

El error en concreto viene siendo el siguiente: se instala esta HP 3830 series correctamente bajo un sistema Windows 10 actualizado, se imprime (si el usuario lo desea) la página de prueba sin problemas y las primeras impresiones salen sin errores. Pero poco después la impresora mágicamente se olvida de que puede imprimir en color y todo su mundo se vuelve gris. La solución más chapucera es la de desinstalar e reinstalar la impresora cada vez que se quiere imprimir en color pero, por suerte, hay un método que solucionará los problemas de memoria de esta multifunción. Posiblemente existan otros métodos pero aquí compartiré la que a mi me ha funcionado a largo plazo.

  1. Primero de nada encenderemos la impresora y dejaremos que se conecte a la red WiFi que tenga asignada. Esto lo sabremos pues en la parte delantera tiene un pequeño led de notificación azul que dejará de parpadear y se quedará fijo.

  2. Apuntaremos la dirección IP completa de la impresora. Si no la sabemos tenemos muchas formas de encontrarla pero posiblemente la más sencilla sea directamente en la impresora. Para eso pulsaremos el icono de la antena que encontraremos en la pantalla táctil y se nos mostrará en la siguiente pantalla la actual IP de la impresora tal y como aparece en la imagen inferior (algunos datos han sido eliminados). De esta forma, por ejemplo, si nos aparece IP: 192.168.53.12 apuntaremos este número.


  3. Nos dirigiremos al ordenador y desinstalaremos completamente la impresora:
    1. En la caja de búsqueda de Windows 10, donde aparece "Escribe aquí para buscar", escribiremos la palabra IMPRESORA y seleccionaremos el resultado "Impresoras y Escáneres - Configuración del sistema".
    2. En la ventana que se nos ha abierto pulsaremos sobre la impresora que nos está dando este problema y seleccionaremos "Quitar dispositivo" y procedemos a quitarla. Esto puede tardar un par de minutos. Si por cualquier motivo no llega a quitarse será necesario reiniciar el ordenador (¡NO la impresora!) y volver a intentarlo.
    3. Una vez hecho lo anterior pulsaremos en nuestro teclado pulsaremos la combinación de teclas 'Windows + R' y en la caja que nos salte escribiremos printui.exe /s y presionamos el botón de "Aceptar".
    4. Nos aparecerá una ventana llamada "Propiedades: Servidor de impresión" y en ella seleccionaremos la pestaña de 'Controladores'.
    5. Buscamos el controlador de HP y lo resaltamos. 
    6. Pulsamos en el botón de "Quitar..." para eliminarlo y aplicamos todos los cambios.
    7. Cerramos todas las ventanas que tengamos abiertas.

  4. Ahora será necesario instalar la impresora nuevamente de la siguiente forma:
    1. Accederemos nuevamente a la sección de "Impresoras y escáneres" de Windows 10.
    2. Pulsamos "Agregar una impresora o un escáner" y esperamos. Aparecerá la HP OfficeJet 3830 series [XXXXXX] pero NO hay que pulsar sobre ella.
    3. Una vez pasado unos segundos aparecerá una opción llamada "La impresora que deseo no está en la lista". Esta es la opción que nos interesa y pulsamos sobre ella.
    4. Se nos abrirá una nueva ventana llamada "Agregar impresora" y seleccionaremos la opción "Agregar una impresora por medio de una direción TCP/IP o un nombre de host.
    5. En la siguiente ventana escogeremos el "Tipo de dispositivo a TCP/IP" y escribiremos en "Nombre de host o dirección IP" la IP de la impresora que hemos apuntado en el paso 2. Pulsarmos en siguiente y procederemos en los siguientes pasos a seguir las instrucciones que nos aparecen en la pantalla.

Hecho los pasos anteriores debería de quedar ya todo solucionado y podremos volver a imprimir a color sin ningún tipo de problemas a largo plazo. La mejor forma de comprobarlo, a parte de imprimir claro está, es accediendo a las 'Preferencias de impresión' de la recién instalada impresora veremos como bajo la pestaña de "Papel/Calidad" tendremos una opción que antes no aparecía, la opción de imprimir bien en blanco y negro o en color.

lunes, 19 de abril de 2021

El primer 'robot asesino'

Siempre hay una primera vez para todo, o casi todo. Hay cosas que suenan a ciencia ficción como la primera vez que habitemos otro mundo, la primera vez que se crea una IA auténtica, la primera vez que un robot mata a un ser humano... ¡Error! Aunque suene a fantasía o clásica película de moda en los 90, esto último ya ha sucedido por primera vez hace ya más de 40 años.

Era principios de 1979, concretamente una fría mañana de un 25 de enero, y un hombre de 25 años llamado Robert Williams hacía sus rutinarios quehaceres en la fábrica donde trabajaba en una planta de fundición y moldeado de la Ford en Michigan (EEUU). Ese día una de las máquinas encargadas de recuperar piezas fundidas de los estantes de almacenamiento empezó a dar lecturas incorrectas y le pideron a Williams que se encargase de solucionarlo recuperando manualmente estas piezas. No iba a ser sencillo pues esta máquina tenía una altura de más de 10 metros y la única forma de acceder era encaramándose por los estantes cercanos, uno a uno. Con las 'habituales medidas de seguridad' de la época se encaramó a la estantería y empezó su ascenso. Cuando llegó al tercer estante comenzó a retirar manualmente las piezas pero, por desgracia, fue golpeado en la cabeza por el brazo mecánico del robot que se reactivó, muriendo instantáneamente. Nadie se percató del horrible suceso y no fue hasta más de media hora más tarde que lo encontraron.

Su familia demandó a los fabricantes del robot, alegando que la compañía había sido negligente en el diseño y no advirtieron a los operarios de los previsibles peligros al trabajar con la máquina al carecer de los mecanismos de seguridad para prevenir un accidente de este tipo y sin disponer siquiera de un sonido de advertencia que alertese a los trabajadores. Tras varios años en pleitos la familia llegó a un acuerdo extrajudicial con la compañía por un montante que no fue hecho público.

Curiosamente pese a fallecer dos años después, en 1981, suele considerarse a Kenji Urada como la primera víctima robótica quien fue empujado por un robot a una rectificadora- cuando la estaba arreglando- provocando así su muerte.