miércoles, 5 de mayo de 2021

Así funciona el papel térmico

Aunque pueda parecer que lleve ahí desde siempre, el papel térmico apareció por primera vez hace poco más de 50 años. La historia se remonta a la década de 1960 cuando la empresa Appleton Papers, actualmente afincada en Wisconsin bajo el nombre de Appvion, Inc, fabricó por primera vez este tipo de papel; aunque no fue hasta 1969 cuando se popularizó gracias a su uso en un terminal de datos de Texas Instruments, la Silent 700. ¿Y cómo funciona? Es un papel especial doble con un lado mate que funciona como soporte a una capa fina de papel brillante con diversas sustancias químicas que reaccionan al calor. Este calor se proporciona mediante una cabeza de impresión que va dejando marcas en el colorante artificial que reacciona con los alcoholes presentes, uno de ellos el bisfenol A -usualmente abreviado como BPA- quien es el principal causante de este efecto de impresión. Eso si, todo no iba a ser bonito, este componente es nocivo para la salud (principalmente sobre la producción de estrógenos) aunque no hay que preocuparse pues la pequeña cantidad que tocamos a diario no nos hará nada.

Como curoisidad, y para terminar la entrada, comentar que el papel térmico no es reciclable ni se puede convertir en compost por lo que es necesario depositarlo en el contenedor para restos.

lunes, 3 de mayo de 2021

Pocong contra los rebeldes indonesios

Cuando ya llevamos más de un año relativamente encerrados a causa de la pandemia, las autoridades de los diferentes lugares del mundo buscan nuevas formas de mantener a sus habitantes en casa. En Kepuh, Java occidental de Indonesia, dedicieron aprovechar una antigua superstición para así disuadir a sus habitantes de salir a la calle durante las noches. Recurrieron a la leyenda del Pocong -también conocido como fantasma envuelto- del folclore indonesio. Según esta creencia popular el alma de una persona muerta permanece en la Tierra unos 46 días después de la muerte y, durante este tiempo, el alma está atrapada en su mortaja (tela blanca que cubre todo el cuerpo; atada sobre la cabeza, debajo de los pies y en el cuello). Si los lazos sobre la cubierta no se liberan en este tiempo el cuerpo salta de la tumba para advertir a las personas que el alma necesita ser liberada.

Son estas apariciones las que vagan los caminos de Kepuh gracias a voluntarios atraviados con disfraces de fantasmas amortajados quienes salen por las noches, a modo de efecto disuasorio, para que los vecinos más rebeldes no rompiesen la cuarentena. La táctica de los fantasmas de Kepuh parece que daba sus fruto al principio de la iniciativa pues los habitantes huían despavoridos cuando se cruzan con los falsos espectros. Debajo dejo un vídeo del periódico 'El País' publicado en Youtube que publicaba la noticia en su momento y recogía 'verídicos' encuentros con los vecinos. Las reacciones no tienen desperdicio...

Con el tiempo este método dejó de ser efectivo pues con el paso de las semanas terminaron organizándose patrullas nocturnas en busca de estos falsos espectros conviertiéndolo, sin querer, en una especie de atracción turístico improvisado y, como es lógico, perdiendo su efectividad inicial. Si aquí hiciesen lo mismo con la Santa Compaña (leyenda popular de Galicia​ y el noroeste de la península ibérica, sobre una procesión de almas errantes) seguramente que más de uno se pensaba si salir de casa o quedarse en ella.