sábado, 3 de abril de 2010

La patraña del año 2012...


Se viene estudiando que desde hace un tiempo que posiblemente exista un efecto venidero que podría dejar inutilizados los sistemas eléctricos de la tierra por motivos de una tormenta solar que se produciría en los dos próximos años. En la actualidad toda radiación solar que llega a la Tierra la detiene el escudo magnético de nuestro planeta, siempre que no venga en proporciones exajeradas. Pero, por desgracia, se especula, gracias a los estudios en la ley de Spörer que la actividad solar entre los años 2011 y 2012 puede ser tan grande que estropee este escudo magnético generando con ello unos enorme campos magnéticos y corrientes eléctricas capaces, teóricamente, de estropear cualquier aparato electrónico existente. A esto se le llama Evento o Fulguración de Carrington.

La última gran tormenta solar de la época moderna fue hace 151 años y destruyo todas las redes eléctricas de la época -aunque eran muy pocas y poco extendidas- lógicamente. La Wikipedia está llena de información sobre este acontecimiento.

Esta información puede relacionarse con aquella profecía o, mejor dicho, leyenda urbana que pronostica que los antiguos mayas dejaron por escrito que el mundo, el fin del mundo, en el año 2012. Pero...
  • Los Mayas nunca hablaron del fin del mundo ni siquiera del fin de un ciclo.
  • Se acaba un calendario ¿Qué pasa cuando se acaba el calendario? A rey muerto, rey puesto.
  • Existen teorías sobre que la datación de la creación del calendario Maya es actualmente errónea, existiendo un defase de 208 años, lo que querría decir que el 2012 en realidad es el 2220, fecha que coincide con el cambio de era astrológica y la alineación con el centro de la galaxia, al completar este una revolución, lo que se denomina año platónico. Este es quizá el evento astronómico al que se refiere el fin del calendario Maya.

Entonces, en resumen y según los estudios expuestos antes, entre los años 2011 y 2012 es cuando se producirá el próximo máximo solar: punto de máxima actividad que ocurre cíclicamente cada 11 años; pero NO cuando se producirá la siguiente tormenta solar -que ocurren y ocurrirán- puesto que actualmente no se pueden predecir con la tecnología actual. Sí es cierto que durante un máximo solar son mas probables las tormentas solares llegando a afectar las comunicaciones y la red eléctrica (como la expuesta más arriba de hace 151 años), y que de haber ocurrido en la actualidad habría tenido un efecto destructivo en nuestra sociedad.

Con seguridad en muchos lugares aparecerán noticias sobre las profecías Mayas, tormentas solares y demás efectos del 2012 hasta que suene la última de las campanadas del 2013, tal y como sucedió con el efecto 2000, pero con el tiempo caerá todo en el olvido. Aunque, quizá el cambio de conciencia que proveían los Mayas comience con la unión de todos los hombres y mujeres del mundo para reconstruirlo de la catástrofe que supondría de todo esto ser cierto. Bienvenidos a la raza humana...

1 comentarios:

Anónimo dijo...


En nuestros tiempos, ni con los màs
avanzados conocimientos,ni los más
lùcidos cientìficos de la NASA,po-
drìan precisar con tanta exactitud el fin de los tiempos como se especula la antigua cultura Maya lo
ha hecho.

Registros antiguos

 

 . Carrodeguas.COM Copyright 2006 - 2013 All Rights Reserved CC BY-SA 3.0 ES